La prohibición del burkini en varios municipios de Francia ha vuelto a poner en primer plano la interacción entre gestión de la diversidad, lucha contra el racismo y promoción de la igualdad de género. En entrevista con Puri Naya de Radio Gandía, la profesora Ángeles Solanes defendió que las prohibiciones no tienen cabida en un Estado democrático de Derecho, porque atentan contra la libertad de las mujeres y el principio de no discriminación por motivo de religión. Además, no persiguen finalidad legítima sino la exclusión de lo diferente del espacio público. Para visualizar la entrevista (en valenciano), pinche aquí.

0
0
0
s2sdefault
FaLang translation system by Faboba